Pasos de danza hawaiana

La historia de un pueblo contada con las manos
pasos de danza hawaiana

Pasos de danza hawaiana

El conjunto de pasos de danza hawaiana que hace alusión a leyendas sagradas e historias cotidianas, se denomina danza hula.

Hula, que significa danza, es el lenguaje de toda una cultura. Sus ritmos creados con caracoles, piedras volcánicas, calabazas, tambores, maderas… Representan el ritmo de la vida en las islas. El impulso vital individual y el de toda la comunidad.

Dentro de la danza hawaiana, las vahines (mujeres) son expresión de sensualidad y belleza femenina. Por otra parte, también encarnan la calidez humana, la hospitalidad y la alegría.

La danza hula es un hipnótico baile protagonista en los luaus. Vinculado a ceremonias religiosas, narra historias contadas con los brazos y las manos (olapa). Por ello, es necesario aprender el significado de todos los pasos de danza hawaiana.

Aunque no los sepas todos, en el siguiente tutorial te enseñamos algunos de ellos. Si los combinas con delicados movimientos de brazos, obtendrás una danza hula simple pero llena de encanto.

6 Pasos de danza hawaiana

Kaholo

Es el movimiento básico dentro de los pasos de danza hawaiana. Consiste en dar dos pasos a un lado y otro. Para ello, abrimos el pie derecho y juntamos el izquierdo. Hacemos este movimiento dos veces y lo repetimos al otro lado.

El kaholo nos permite desplazarnos lateralmente. Las caderas han de subir y bajar lentamente como si fueran las olas del mar.

Los brazos quedan abiertos con las manos en las caderas. Otra opción, es colocar un brazo en ángulo recto delante del pecho y dejar el otro estirado.

Ka’o

Es un movimiento de dos tiempos que dibuja un ocho perpendicular al suelo. En primer lugar, tienes que levantar un talón y subir la cadera dibujando un círculo de abajo a arriba. Una vez arriba, la cadera traza una diagonal hacia abajo y repite el primer movimiento al otro lado.

El peso del cuerpo se desplaza de un pie a otro y ello nos permite caminar con el ka’o. Podemos mover los brazos diseñando un círculo de abajo a arriba. Una vez que hayamos subido los brazos, podemos bajarlos por el centro del cuerpo hasta el pecho.

Oniu

Al igual que el ka’o, el oniu dibuja un ocho con las caderas, sólo que éste es paralelo al suelo.

Con las manos en las caderas giramos la cadera derecha hacia atrás y empujamos en diagonal hacia la izquierda.

A la hora de ejecutar una danza hawaiana, has de tener en cuenta que el movimiento más importante está en las manos. Son ellas las que explican las historias.

Es importante no mirar al público de forma directa. Tu mirada ha de dirigirse a las puntas de tus dedos. De esa forma, atraerás a los espectadores a la historia que estás contando con tus manos.

La danza hula requiere sonreír y ser sensual. Eso sí, de una forma elegante y con cierta discreción.

Algunos pasos requieren desplazarse. Para ello, levanta los talones suavemente del suelo con movimientos rápidos y ligeros.

Cuando el peso esté en la izquierda, giramos la cadera hacia atrás y repetimos el movimiento con la derecha.

El oniu es un paso de 4 tiempos y 3 movimientos. Los tres primeros tiempos se utilizan para girar las caderas. El cuarto sirve para desplazarse, utilizando el pie que quede libre.

Otra variante del movimiento de brazos podría ser moverlos de forma alterna en señal de ofrenda. Es decir, una queda apoyada en la cadera y la otra ofrece.

Hela

El movimiento hela es básico en el conjunto de pasos de danza hawaiana. Con las manos en las caderas, estiramos una pierna apoyando la punta del pie suavemente en el suelo. La pierna estirada vuelve al centro y repetimos el movimiento con el otro lado.

Cuando utilizamos el paso hela, las caderas han de balancearse suavemente. Por otro lado, el tronco se deja caer ligeramente en dirección a la pierna estirada.

Ami

Dentro de los pasos de danza hawaiana puede que el ami sea el más conocido. Son esos círculos rápidos de cadera que ejecutan con destreza las bailarinas.

El ami requiere dejar las rodillas sueltas, balancear la pelvis y levantar los talones. Se empieza llevando la cadera a un lado y diseñando un círculo de detrás hacia delante. Normalmente se empieza con un ritmo lento que se acelera al final.

El ami kuku es una variante que consiste en hacer dos círculos lentos bajando y subir con tres rápidos. Todo ello en 8 tiempos.

Una de las posiciones más comunes de brazos popular es colocar una mano en la cadera y doblar un brazo a la altura del pecho. El brazo que queda doblado, coloca la palma de la mano hacia abajo. Los brazos se pueden alternar conforme nos desplazamos.

Uehe

Si no tienes mucha práctica con el baile polinesio, es mejor que coloques las manos en las caderas para hacer este paso.

Con las rodillas sueltas, estiras un pie hacia delante (como en el hela) y vuelves a dejarlo en el centro. En el momento que vuelve al centro, levantas los dos talones y abres las rodillas hacia fuera. Se trata de ir repitiendo el paso con los dos pies.

El lele uehe es una variación del paso. La primera parte se hace exactamente igual que en el uehe. La diferencia está en que antes de estirar la pierna, la cadera sube trazando un circulito de abajo a arriba.