Filhos de Gandhy, el bloco del amor

Es uno de los afoxés de carnaval más bellos de toda Bahía y cuenta con casi 10.000 integrantes.
El afoxé de los filhos de gandhy en salvador

Nacimiento de los Filhos de Gandhy

La asociación de los Filhos de Gandhy (hijos de Gandhy) fue fundada por la agrupación de estibadores portuarios de Salvador, el 18 de Febrero del año 49.

No tenía muchos recursos económicos pero como deseaban fervientemente crear un bloco y desfilar en el carnaval, resolvieron utilizar disfraces sencillos.

En ese año, el sindicato de estibadores de Salvador pasó por una restricción salarial y los enfrentamientos con la policía eran habituales. ¿Cómo entonces crear un bloco de estibadores que no pareciese una provocación a los ojos de la ley?

Su fundador, Durval Marques da Silva, conocido como Vavá Madeira encontró la solución.

Hacía poco, había ido al Cine Jandaia donde vio una película que hablaba sobre Gandhi. Aprovechando una de las reuniones de estivadores, habló de la película y expuso la idea de promover un bloco que fomentase la paz.

La idea fue muy bien acogida y crearon la vestimenta clásica de los Filhos de Gandhy inspirándose en el atuendo clásico hindú. Una sábana blanca enroscada en el cuerpo, un turbante de toalla en la cabeza y tambores que les acompañaran por las calles de la ciudad en el desfile de carnaval.

Al no contar casi con dinero, recurrieron a las prostitutas de la Cidade Baixa para que les regalaran toallas. Con el paso del tiempo fueron incrementando más detalles a la vestimenta.

¿Cómo surgió el nombre Filhos de Gandhy?

El nombre del bloco fue inspirado en la figura de Mohandas Karamchand Gandhi. Cambiaron la “i” final por “y” para evitar posibles represalias al utilizar el nombre de una importante figura y bautizaron el bloco, con el nombre de Filhos de Gandhy.

Originalmente, el bloco no era un afoxé pero como muchos de los asociados formaban parte del candomblé, finalmente acabó asociándose a éste.

Más tarde, también acabó ligado a los colores blanco y azul, que hacen referencia a Oxalá y Ogum respectivamente.

Constituido exclusivamente por hombres e inspirado en los principios de la no violencia y paz de Mahatma Gandhi, el bloco trae la tradición de la religión africana ritmada al son del agogô y sus cánticos de Ijexá.

La Nação Ijexá se formó por esclavos originarios de Nigeria devotos del batuque y el candomblé.

Dentro del candomblé, el Ijexá sobrevive como un ritmo musical de cadencia suave que se toca para los Orixás.

Un collar por un beso

Cuando caminas por los circuitos carnavalescos de Salvador, es fácil encontrar un Gandhy intentando conquistar a alguna chica.

La tarea se vuelve más fácil, ya que ellos utilizan como artificio el intercambio de uno de sus collares blanquiazules por un beso. ¿Pero de dónde viene esa tradición?

Tio Souza, uno de los miembros de la directoria, cuenta que es una tradición ajena a los fundamentos del bloco. Al comienzo, los collares se daban para alcanzar un pedido, o por una especie de promesa.

Por aquel entonces, siempre había alguna persona que emocionada por el desfile o devota del candomblé, le pedía un collar al Gandhy. Él se lo quitaba, lo depositaba en la palma de la mano de la persona y ésta lo guardaba en el bolso.

Con el tiempo, la gente empezó a pedir el collar para colocárselo en el cuello. Sin embargo, como la persona había hecho alguna promesa o estaba haciendo algún trabajo personal, le pedía al Filho de Gandhy que fuera él quien se lo colocara.

Ya el intercambio del collar por el beso, según Tio Souza, surgió a raíz de los blocos asociados que utilizan trios elétricos (un camión equipado con altavoces y una banda de música tocando en el techo). Ellos crearon esa simbolismo de regalar el collar a cambio de un beso.

Varios de los integrantes del bloco, ademas de Souza, están en contra de la práctica. Como es de imaginar, otros muchos encuentran en la tradición la excusa perfecta para besar el máximo de mujeres durante el carnaval.

CURIOSIDADES


lista  Está prohibido el uso de bebidas alcohólicas por ir en contra de los principios de paz que inspiraron la creación del bloco.

lista  Las mujeres sólo pueden participar asistiendo al desfile, confeccionando las indumentarias de los Filhos de Gandhy y trayendo comida y bebida.

lista  En 1951, el bloco se transformo en un afoxé ya que fueron introducidas músicas afro y el candomblé como orientación religiosa.

lista  En 1974, el bloco cesó por cuestiones administrativas. Fue desalojado de su sede y los disfraces tirados a la basura. Durante dos años, el afoxé no desfiló en el carnaval de Salvador.

lista  Bajo la presidencia de Camafeu de Oxóssi (1976 a 1982) y con el apoyo de varios artistas bahianos, entre ellos Gilberto Gil, los Filhos de Gandhy volvieron a desfilar en el año 76 con unos 80 participantes.

lista  En 1979, el afoxé incorporó como destaque del bloco en los desfiles a Raimundo Queirós por su gran parecido con Mahatma Gandhi. Raimundo falleció a los 81 años, el 17 de mayo del 2006.

lista  Una curiosidad es que los Filhos de Gandhy, intercambian sus collares blanquiazules por besos apasionados entre las mujeres que disfrutan del carnaval.

lista  Actualmente, el bloco carnavalesco cuenta con una media de 10.000 integrantes.

Azul y blanco

Los colores azul y blanco de los Filhos de Gandhy tienen su origen en el candomblé. En primer lugar, hacen referencia a Oxalá, el Orixá mayor responsable de la creación del mundo y la especie humana.

Oxalá se representa bajo dos formas. Como niño (Oxaguiam), asociado al azul y blanco intercalado, y como anciano (Oxalufam), cuyo color es el blanco.

De este modo, el blanco y el azul intercalados corresponde a Oxaguiam (el niño) y el blanco a su padre Oxalufam. El azul también proviene de Ogum, del cual Oxalá es inseparable.

Ogum es el señor de los metales y la guerra. Es considerado el primer Orixá en descender de Orun (el cielo) a Aiye (la tierra) después de la creación del mundo.

Tradicionalmente, los collares eran ofrecidos a los admiradores como símbolo de paz. Por ello, tienen un significado que va más allá de embellecer el disfraz. Sus cuentas son auténticos amuletos de la suerte.

Los baños de Alfazema

Además de los collares y los besos, los Filhos de Gandhy trajeron otra tradición peculiar: los baños de alfazema.

La alfazema es un perfume que simboliza a Oxum, la reina de la Nação Ijexá y que da nombre al característico ritmo del afoxè.

Oxum representa la fertilidad y la belleza. Y además de los baños de perfume, sus devotos le llevan pulseras y pendientes.

Los Filhos de Gandhy, utilizan el perfume para lavar los lugares por donde pasan y llenarlos de buenas energías.

El atuendo de los Filhos de Gandhy

Tradicionalmente, el traje de afoxé de los Filhos de Gandhy consta de una sábana de 2,20 X 2 m cosida por los laterales, con una abertura en la parte superior y una pintura en la parte frontal con el tema de carnaval.

El turbante es elaborado sobre la propia cabeza por un artesano. Consiste en una toalla que se remata cosiéndola con hilo y aguja.

Para finalizar, se coloca un broche redondeado con una piedra azul que recuerda a los marajás de la India.

Los famosos collares de cuentas azules y blancas son conocidos como “colar dos Filhos de Ghandy”. Tienen una connotación religiosa y son ofrecidos para desear paz durante el carnaval.

El contra-egum es un brazalete de cuerda trenzado. Éste se ritualiza con un baño de hierbas del Orixá del Gandhy que irá a utilizarlo, para así garantizar su protección y evitar la aproximación de los eguns (espíritus perturbadores).

El disfraz que es otorgado a los integrantes cada año consta de: un par de sandalias azules, medias, un turbante, una sábana blanca, fitas, flâmula (el logotipo del bloco) y un frasco de alfazema de 300ml.

Es importante reforzar bien las sandalias porque han de caminar una media de 8km. De hecho, algunas personas trabajan puntualmente como zapateros. Se colocan delante del local de entrega de los disfraces y esperan a que los Gandhys soliciten sus servicios.

Otros elementos, como el broche, el contra-egum o los collares, entre otros; corren por cuenta de cada participante.