5 ideas para motivar a un niño a bailar

Despierta la pasión por el baile en tus hijos

5 ideas para motivar a un niño a bailar

Cómo animar a tus hijos a bailar

A pesar de que las ganas de bailar son innatas desde que nacemos, eso no quiere decir que lo hagamos aprendidos.

Bailar es difícil y si bien es cierto que podemos tener más o menos gracia, todos necesitamos ir a clases de baile si queremos mejorar.

Ser buen bailarín requiere paciencia, disciplina y esfuerzo entre otras muchas cosas. Todo ello, sumado a que es un ejercicio físico que trabaja todos los grupos musculares, se convierte en una actividad extraescolar perfecta para los niños.

Ahora bien, ¿cómo motivar a un niño para que quiera ir a clases de baile? Si tienes la suerte de que a tu hijo realmente le gusta bailar, sería una pena dejar pasar esas ganas.

La danza nos reporta muchos beneficios a nivel físico y psicológico. Teniendo en cuenta que los niños están desarrollándose a todos los niveles, las clases de baile pueden ser ese vehículo que les ayude a descubrirse.

Una de las trabas más frecuentes suele ser la vergüenza, ésta se despierta muy pronto y es importante detectarla para que no frene a tu hijo. Aquí van unos consejos que pueden ayudarte a motivarle.

Ver niños bailando

Ya sea a través de plataformas digitales o recitales en directo, muéstrale a niños bailando. Cuando un niño ve a otros niños de su edad bailando bien, se imaginará a si mismo haciéndolo. Es una forma de demostrarle que él también puede.

Pon música en casa

Lo primero es saber qué música le gusta. Es cierto que va a depender mucho de lo que tú pongas en casa, pero déjale explorar.

Permite que escuche diferentes géneros musicales y que adquiera un criterio propio. Observarás qué ritmo le incita más a bailar y te ayudará a elegir la clase de baile adecuada.

Baila con tus hijos

Al margen de tus dotes en la danza, es importante que tus hijos te vean bailar. Si bailas con ellos en casa, entenderán la danza como algo divertido.

Ya sea en privado o en la calle, les ayudarás a perder la vergüenza bailando y asociarán el baile a una forma de pasarlo bien con sus padres.

Intenta que se convierta en una actividad diaria. Esta es una muy buena idea para fomentar su pasión por la danza.

Clases de baile

Una vez que sepas qué música le gusta, sabrás con qué baile se identifica y te resultará más sencillo que quiera aprenderlo.

Busca unas clases de baile para que pueda dar sus primeros pasos y se inicie como bailarín. Es importante que le incentives en casa para que te muestre lo que ha aprendido cada día. Felicítale siempre por sus avances.

Perseverancia

A través de las clases de baile, tus hijos se darán cuenta de la importancia del esfuerzo y la constancia. Poco a poco irán consiguiendo mejores resultados y desarrollando sus capacidades.

Tu actitud será clave para que no pierdan la motivación y quieran perseverar. Es importante recordar, que además de los múltiples beneficios físicos que nos otorga la danza, también están los psicológicos.

Las clases de baile nos enseñan muchos valores que nos permitirán afrontar mejor, los problemas que surjan a lo largo de nuestras vidas.