Danza del Vientre

Una danza milenaria del Egipto faraónico
clases de danza del vientre en San Sebastián

¿Cuál es el origen de la danza del vientre?

La danza del vientre cuyo verdadero nombre en árabe es Raks el Chark (Danza del sol), nace en el Egipto predinástico asociada a varios cultos y rituales de fertilidad femenina.

La diosa Isis, esposa de Osiris y madre de Horus, ejercía un importante papel en dichos rituales.

Después de resucitar a su esposo asesinado por Seth, se convirtió en la expresión máxima del poder creador femenino dentro de una sociedad llena de elementos matriarcales. Al menos, hasta la ascensión de los faraones.

Según la antigua sociedad egipcia, el vientre desnudo de la bailarina captaba la energía solar de Ra, elemento masculino. Por ese motivo simbolizaba la fecundación.

Esa “cópula” con el dios del Sol era sagrada y requería una total entrega de las mujeres. Por ello, destinaban sus vidas a los templos de Isis y Ra.

La danza del vientre era por tanto, una danza de carácter sagrado ejecutada por las sacerdotisas del templo.

Danza oriental en la actualidad

La danza oriental que nos llega hoy en día ha sufrido diversas modificaciones. Tras el periodo faraónico, los árabes tergiversaron su contenido atribuyéndole un significado más erótico que religioso.

Las bailarinas de los harenes procuraban obtener privilegios sobre las demás a través de sus sensuales movimientos.

Durante el imperio otomano, los turcos añaden nuevos pasos y la danza del vientre traspasa las fronteras de Oriente conquistando el mundo occidental.

La danza oriental es un completo trabajo corporal que ayuda a que muchas mujeres se valoren y descubran su cuerpo.

Beneficia los órganos internos. Principalmente los relacionados al aparato digestivo y reproductor. Por consiguiente, facilita el parto.

Es una forma de tomar contacto con nuestro cuerpo y despertar el principio de feminidad. La mujer gana autoconfianza y pasa a expresarse con más autenticidad.

Energía sexual

La danza oriental tanto en la antigüedad como hoy en día, lo primero que hace es liberar la energía sexual.

El tipo de movimientos que la caracterizan ayudan a canalizar la energía sexual fortaleciendo el suelo pélvico y las abdominales, a la par que actúa sobre el factor psíquico del comportamiento sexual.

Significado de la danza del vientre

Al igual que en otras modalidades de baile, la danza oriental reúne un conjunto de técnicas que incorporan varios elementos intuitivos y expresivos. Ello ofrece un amplio espacio al desarrollo de la creatividad.

Se caracteriza por sus movimientos sinuosos, armónicos y sensuales, razón que nos ayuda a lucir nuestro cuerpo con espontaneidad. Cada uno de sus movimientos es consciente y posee un significado.

Las manos hacia arriba significan la captación de la energía divina. Cuando las llevamos de arriba hacia abajo pasándolas por el vientre mientras hacemos un gesto de ofrecimiento, estamos representando la captación de la energía celeste que es entregada al entorno en símbolo de ofrenda.

Las manos cruzadas sobre el pecho y su apertura hacia el exterior simbolizan el amor que nos tenemos a nosotros mismos y que brindamos a los demás.

También se representan los movimientos de los animales: se imita el movimiento de la serpiente, el vuelo de los pájaros, el andar del camello, el galopar del caballo…

Y por supuesto fenómenos de la naturaleza: las olas del mar se representan dibujando ochos con las caderas, la lluvia con el movimiento de los dedos, o el recorrido de los planetas con círculos de pecho.